The People of Gibraltar
1704 - Juan Romero de Figueroa- Maltratando la Imagen

Juan Romero de Figueroa was born in Gibraltar in 1646 and was baptised in the local church of Santa Maria la Coronada y San Bernardo. He took minor orders as a fifteen year old and worked his way through the Catholic ecclesiastical system. He was appointed deputy chancellor of the Seminary of Cádiz in 1674 and at the relatively young age of thirty six he returned to Gibraltar as parish priest of the church in which he had been baptised.


Spanish Gibraltar ( 1690s Unknown )

He remained at his post after Gibraltar was captured by Anglo-Dutch forces in 1704 and his eye-witness accounts of his experiences during and after the capture of the Rock are often regarded as unique as they are the only primary sources available from a non-military point of view.

The actual manuscripts - other than baptismal records currently held in the Church of St. Mary the Crowned - were destroyed or stolen during the Peninsular War. However this was long after the Spanish historian, Ignacio López de Ayala (see LINK) was able to view and quote directly from them in his Historia de Gibraltar which was first published in 1782. As he writes in his introduction
Prologo . . . las noticias que he sacado de un tomo en folio manuscrito que escribió en Gibraltar después de la ultima perdida el párroco de su iglesia Don Juan Romero de Figueroa, son los documentos principales de la que me he valido, i sirven de apoyo en las más graves narraciones.
It is perhaps unfortunate that Ayala does not tell us exactly just how much use he made of Romero's manuscript. There are several occasions in which he fails to attribute to Romero information that he almost certainly could only have obtained from his manuscript.

I have nevertheless restricted myself to listing those instances in which Ayala not only attributes but actually quotes directly from the original source or where he mentions Romero by name. Here they are.
1704 - Baten los Enemigos la Plaza . . . persuadidos los enemigos que esperaban en vano la entrega de Gibraltar , pusieron en línea treinta navíos con algunas bombardas, i a las cinco de la mañana del domingo 4 de Agosto de 1704 empezaron tan horrible e incesante fuego que en seis horas que duró arrojaron treinta mil balas. Así lo refiere Don Juan Romero de Figueroa . . .

The attack on Gibraltar ( 1704 - Unknown )
1704 - Queda por los Ingleses - Fixó sin detenerse el estandarte imperial en la muralla, y proclamo por rei de España i dueño de la ciudad al Archiduque Carlos; mas lo resistieron con tesón los Ingleses i enarbolando su estandarte aclamaron a la reina Ana, en cuyo nombre tomaron posesión de Gibraltar, la que se confirmó en consecuencia en el tratado de Londres que concedía a los Ingleses los puertos ya expresados. 
Quedó no obstante por gobernador el príncipe de Armstad, con alguna tropas i mil ochocientos marineros ingleses, que cometieron mil excesos en la ciudad perdida. Profanaron todas las iglesias a excepción de la mayor que defendió el celoso cura Don Juan Romero. 
Donde ejecutaron mas desordenes fue en la virgen de Europa, maltratando la imagen con irrisión, i cortando la cabeza al niño que tenía en sus brazos. Púdose no obstante recobrar, y se coloco en el altar del sagrario de la iglesia mayor sin que faltase nada a la imagen pues una mujer piadosa logró recoger la cabeza que habían separado los irreligiosos vencedores.

Cometieron también otros desordenes con personas del débil sexo, dando motivo a ocultas y sangrentes venganzas que tomaron algunos de los vencidos, quitando la vida a muchos i arrojando los cadáveres en pozos i lugares inmundos.
López de Ayalaa attributes this passage to Romero in a footnote but there is speculation as to whether the first section is indeed from Romero's manuscript. The interest here lies in whether Rooke actually did hoist the English flag over Gibraltar just after victory in 1704. Some British historians insist that this is unlikely to have been the case. 

The rest of the passage is certainly from Romero and the language used suggests a struggle by both of them on how to describe - without dicing with sacrilege - the head of the baby Jesus chopped off by rampaging troops - as is the delicate description of rape as 'desordenes con personas del debil sexo.
1704 - Queda en su Iglesia el cura Don Juan Romero - Tal era la turbación, i tal el horror que poseyó los ánimos de todos, que ninguno sabia en que acertaría o erraría; todo era confusión, y yo además aturdido que los demás por mi suma miseria, a tal termino llego mi turbación que intente irme estuve ya vestido de peregrino sin acordarme que era cura de esta iglesia, i que como tal debía primer consumir los sacramentos por quedar la plaza poseída de gentes de otra religión. 
Este es un caso que ninguno ignora, i lo advierten comúnmente todos los doctores sumistas, i si me fuera sin hacer esta diligencia, todos me culparan y con mucha razón; pero hai mucha diferencia de comunicar, tratar i conferir las materias arduas en tiempo de bonanza i tranquilidad al obrar en el de la tempestad i calamidad inopinada. . . .
Y para prueba de lo dicho pondré aquí un caso que realmente sucedió en esta iglesia. Tres meses antes de tomarse la plaza, yo me había hallado con el oficio de Prioste de cuyo cargo estaba la plata i ropa i el demás caudal de la cofradía del Santísimo; i discurriendo que podía suceder lo que realmente sucedió, a petición mía hizo cabildo, y se propuso con el Que se haría de la plata de la cofradía, caso que viniesen las armadas y hubiese alguna hostilidad? 
Algunos tuvieron la propuesta por ridícula; no obstante resolvieron que en tal caso se juntasen los hermanos mayores, y resolviesen lo que se había de hacer. Llego el caso, y ni hubo hermano mayor ni menor que se acordase de poner en cobro el caudal del Santísimo; y no me admiro pues todos abandonaron sus casa y sus bienes. 
También el señor obispo tenia mandado el vicario Don Pedro Rico, hiciese unos cajones para sacar la plata de la fabrica; i cajones i plata todo quedo en la iglesia en cargo mío, que por la providencia divina todo permanece hoy decimo año del asedio. Esto he escrito para que quede memoria para los siglos venideros i sepan lo que sucedió para poder gobernase si sucediera otro caso semejante.
1704 - Simón Susarte . .  Escribo un suceso que parece increíble; pero . . es tan autentica que además de constar así en San Roque, Algeciras, i los Barrios . . . esta apoyada por el testimonio del cura de Gibraltar . . . Algunos historiadores omiten la ventajosa situación que tomaron los Españoles; pero el cura de Gibraltar, que se hallaba en la plaza, dice que aparecieron muy de mañana sobre las cumbres. . .
The heroics of Simón Susarte ( see LINK ) are dealt with at length by López de Ayala and although much of it may have been taken from Romero's manuscript I have omitted it as it is hard to separate his contribution with numerous other sources.
1705 - Tesse, Pointi batitos. Fin del sitio - Villadarias tuvo esta plaza por suya el día que se dio el asalto al Pastel; mas hubo cierta emulación que movió el cabo de las tropas Francesas para que reservando la gloria al mariscal de Tessé ( que al siguiente día había de entrar en el campo ) i usurpándola a Villadarias hiciese solo el primer acometimiento al asalto, i después se retirasen, como de hecho la practicaron; i aun vieron que nuestros granaderos Españoles llegaron a la brecha de la murallas del castillo, como los Franceses faltaron pretextando ser mucho el fuego de la montaña, fue preciso por todos se retirasen padeciendo con el deshonor de la retirada la pérdida de más de doscientos hombres, de cuya sin razón dará cuenta a Dios quien fue causa de tantos males. 

Tenía la Plaza en esta ocasión tres mil quinientos hombres no mas y dos batallones holandeses, que es tropa mas hecha a sitiar i ser sitiado que la Inglesa; y no obstante si la emulación que tiranizo al marqués de Villadarias el triunfo, no hubiera estado de por medio, si hubiera infaliblemente conseguido la función; i es corriente que a donde Villadarias entró con sus tropas no se ha llegado ni se puede llegar hoy; porque son tales las fuerzas i cortaduras añadidas al monte, que Xerxes con formidables ejércitos no podría adelantarse sin ser preciso el escarmiento con una total ruina.

Destruction of Ponti's squadron - ( 1705 - Englandd's Glory )

The French Marshal Tessé was ordered by Louis XIV to take over from the captain general of Andalusia - the Marquis of Villadarias - not the most popular move from a Spanish point of view. In an attempt to take Gibraltar before Tessé's arrival the Marquis overreached himself and as mentioned by Romero, two hundred of his troops paid the ultimate price. The defeat of Baron Pontis by Admiral Leake was the final straw. The 12th Siege and the attempt to recapture the Rock was over.


Map showing Gibraltar's northern fortifications and Villa Vieja. The strategic position of the Round Tower - el Pastel according to Romero - is clearly shown (1704 - Colonel D'Harcourt )
1710 - El Cura Romero como pinta la Ciudad . . . Romero sequia entretanto con el cuidado de la iglesia, correspondiéndose con su obispo , siempre que tenia oportunidad; y porque algunos émulos le notaban su residencia en la plaza, hizo presente los motivos i se dio por bien hecho cuanto había ejecutado. 
Por el nos constan las hambres que se padecieron en la ciudad originadas del bloqueo, las pesquisas que hacían los gobernadores de la fidelidad de los Españoles, y los muchos castigos que se ejecutaron baxo el pretexto de infidelidad; que a muchos ahorcaron, otros perecieron con sigilo, en las cárceles principalmente en el rigor del sitio. . . . 
Sufrió cuanto no se puede ponderar en los diez años de sitio y asedio i atento al cuidado de la religión vio con dolor y quiso estorbar en vano las injurias que los herejes hicieron en algunas sagradas imágenes. 
Pinta la confusión del pueblo en creencias, leyes y costumbres, la corrupción de estas i el trastorno general de su patria, reprehendiendo con energía muchos sacerdotes seculares i regulares que con varios pretextos se habían refugiado en la plaza. Quexase al mismo tiempo de los que habían desamparado su iglesia, no solo por este desamparo sino porque habiéndose el detenido en su patria por un motivo tan justo, le calumniaban i hacían delito un proceder tan arreglado a los preceptos cristianos i a los más delicados consejos del Evangelio, cual es el de exponer la vida por sus ovejas . . . . 
. . pues aunque el a permanecido en su patria, es peregrino en ella. La ve mudada y destruida, convertida su esplendor en confusión, su opulencia en miseria, y sus antiguos edificios en cenizas, pero aun viéndola así: 
O patria mía, que hermosa me pareces! Yo no te dexare, i mis cenizas se mezclaran con las tuyas! . . . de día oraba a dios, i de noche me aprovechaba de tus tinieblas para llorar. Salía a recorrer las puertas de mi templo llevando por compañeros el miedo y el dolor. Muchas veces barriendo los ladrillos de esta sagrada iglesia regué el suelo con agua de mis ojos.
1713 . . como entraron los Ingleses en la plaza, hubieran entrado Turcos o Moros o el príncipe de la tinieblas con todas sus tropas infernales hubieran hecho lo mismo . . . . Ningún príncipe católico condenara la obra que he hecho antes si la aprobara por buena, i el señor obispo de Cádiz, según consta por cartas que están en mi poder, la tiene aprobada por buena, santa i heroica. 
Respeto de los que dicen haberse quedado por aprovecharse del caudal de la Iglesia, gracias a dios, responde, no me movió tal codicia, sino antes cuidar de la iglesia i su caudal i culto divino, como lo he dicho diez años há, encerrado en ella de noche i de día, hecho continuo centinela de vista, y a esta hora no falta un clavo de lo que yo halle en ella, pero esto lo ha hecho Dios a quien se deben las gracias.

Ni jamás ha llegado la necesidad a términos de ser necesario enajenar o vender prenda alguna de la iglesia: todo se mantiene, i conserva hasta hoy . . . cada uno puede considerar con la luz del entendimiento si esta iglesia hubiera quedado desierta, que hubieron hecho los Ingleses en sus reliquias y caudal.
No dudo que hubiera sucedido lo mismo que en la ermita de nuestra señora de Europa; per Dios como el autor de todo bien movió mi ánimo para esta obra, en la cual he perseverado hasta hoy con ánimo de continúala hasta dexar mi yerto cadáver baxo las funestas losas de esta iglesia donde renací. 
Que conveniencia temporal podía yo discurrir cuando me resolví quedar aquí solo, privado de la dulce compañía de mis hermanos, deudos y caros amigos, que todos se fueron después de haberlos criado i mantenido? 
Demás de esto el peligro de la vida que me exponía, i este no contingente sino cierto i real; porque ninguno ignoro que la potencia de España i Francia había de venir con todas sus fuerzas sobre la restauración de esta plaza, i que había de llover fuego sobre ella, como realmente sucedió comenzando el combate de bombas, balas i piedras el día 25 de Octubre del año de 4 sin cesar de noche i de dia hasta fin de Abril del año de 5 que se levantó el campo, dexando puesto un cordón, sin tener en todo este tiempo hora, ni lugar seguro de los incendios que continuamente se fulminaban.

The Bay of Gibraltar (1700s - Carel Allard )
I cuando padecía mas susto era cuando celebraba, que ordinariamente era en el altar mayor, porque solían entrar las balas de artillería por las ventana que mira al campo en la capilla mayor, que una de ellas que entro con tal buen aire que en la cantería de frente se quedo embutida para testimonio en los siglos venideros, como otras quedaron del combate de las armadas en dicha capilla y su bóveda.
La opinión que afirma que debía yo abandonar mi iglesia por no incurrir en el crimen de infiel vasallo, es falsa y temeraria, porque realmente se dirige a privar a Dios de la reverencia y culto debido. No dudo que los autores de tan depravada opinión sean ministros de Satanás, pues solicitan como tales que no se ofrezcan a Dios alabazas y sacrificios en una ciudad que está dentro de nuestra España, haciéndola de peor calidad que Argel o Mequínez, donde los Reyes de Castilla con su católico celo a costa de mucho oro y plata mantienen templos dedicados a Dios.
Lo primero, para que aun entre aquellos bárbaros sea reverenciado i alabado el verdadero Dios, i se le ofrezcan sacrificios. Lo segundo para que los fieles que concurran en aquellas partes, tengan algún consuelo y alivio espiritual. 
I que haya hombres tan necios i ciegos que aquello mismo que se permite a los cristianos aun entre los infieles y bárbaros para gloria y honra de dios quieran impedirlos en la tierra donde nacieron, y en la iglesia donde renacieron?
Estos son sin dudas aduladores de las majestades terrenas , e irrisorias de la divina. . . . Discurría yo que era materia culpable abandonar los ministros eclesiásticos las iglesias que estaban de su cuenta y cargo, porque los principios católicos no prohíben los sacrificios y cultos debidos a Dios. . . . También confieso que el caso que sucedió en la toma de esta plaza fue distinto que el de otras. 
Esta, después del asalto i robada la ermita de nuestra señora de Europa, se entregó por capitulaciones, y una de ellas fue que los vecinos y paisanos que se quedasen en ella serian mantenidos en su religión, fueros y privilegios y que no se tocaría en sus bienes y caudal.
En otras que se tomaron a fuerza de armas no me admiro hicieron todos fuga; pero yo y los demás que aquí nos quedamos nos hemos mantenido respeto de lo capitulado; i demás de esto nos han dado ración desde Agosto de 4, hasta hoy año de 13, i se continua; porque hay mucha diferencia en entregarse una plaza por capitulación, o tomarse a fuerza de armas.
Finalmente siempre que suceden semejantes casos, unos se van, otros se quedan, i así sucedió en el tiempo qué los moros ganaron a España como consta por la historias.
1723 - El Cura extrae muchas alhajas - Desde que se asentaron las paces i hubo alguna comunicación, el piadoso cura Don Juan Romero hizo poner en seguridad los bienes de su iglesia que con tanto empeño había guardado por diez años. . . . Don Juan Romero pues tomo la resolución de extraer el archivo, las imágenes, alhajas y ropas de la iglesia, y conducirlas con el mayor sigilo al pueblo de San Roque. 
Con este designio cuando veía en la plaza algunos Españoles sus paisanos, o de otros pueblos, personas que creía de silencio y confianza, los llamaba aparte, y encareciéndoles i al mismo tiempo el peligro que ambos corrían si fuesen descubiertos, les entregaba libro, lámpara u otra alhaja de la iglesia para que los dexasen en San Roque, o a los curas de su tierra si no pasaban por aquella población. 
Para mayor puntualidad formo un cuaderno en el que apuntaba con mucho cuidado i exactitud, la alhaja que entregaba, a que persona, de que pueblo, y a que cura se le debía entregar. Procedió de este modo hasta su muerte, i otro cura compañero suyo, apellidado Román, sequio el mismo método hasta su fallecimiento, en que quedo por cura . . . Don José López de Peña, que con el cura Román habían acompañado mucho tiempo a Don Juan Romero de Figueroa.

Fanciful picture of the Rock ( 1700s - Asuxduy )

Romero's obsessive references over nearly two decades - he died in 1723 - on the need to safeguard the church's treasures points to a continuing fear of indiscipline among the troops and a distrust of their commanders. Nevertheless he must have been able to arrive at some sort of modus vivendi with the authorities as he obviously succeeded in avoiding the worst excesses.

The reference to rape and subsequent acts of revenge taken by the inhabitants suggest that the magnanimity of the victorious allies - the articles of the capitulation were relatively generous - may have been somewhat forced upon them.